¡mucha mierda!

Porque siempre que oscurece, una luz de lo mas alto ilumina el rostro del siguiente personaje, como si el resplandor del sol lo siguiera por todo su recorrido. Y es que la vida es una obra de teatro que tiene un comienzo, un conflicto, un desenlace y un final.

Cuando nacemos esa luz nos comienza a iluminar, y solo se apaga con nuestro ultimo latido de corazón.

Mientras transcurre la obra van ingresando nuevos personajes que nos brindan ayuda para llevarla a cabo. Y junto a estos personajes “secundarios” ocurren tanto cosas buenas como malas, que hacen entrar al publico en una situación de suspenso, preocupados por como se resolverá el problema, hasta que las luces alumbran la solución,hasta que algo nuevo inunda el escenario nuevamente.

Y es así como transcurre la historia de cada uno, entre escenografía, vestuario, maquillaje, actuación, lagrimas, risas, golpes, abrazos, dolor, amor..

Así es como se va escribiendo el gión que conducirá el camino del actor “principal”, es decir, uno mismo.

Y comparo la vida con una obra de teatro porque eso es, el destino de uno esta dicho, solo hay que remarioneta_medianopresentarlo, actuarlo, y si es necesario improvisar sobre la marcha, y ésto ultimo es el que le dará el toque de originalidad, de diferente con las demás obras, dejándola ser “única”.

Recuerda que, siemre vas a estar “iluminado” siempre van a ser “iluminadas” las soluciones a los problemas y siempre, cuando todo termine, vas a tener a un público aplaudiendo de pie….

M.V

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: